Este año ha sido más complejo de lo inicialmente previsto. En lo que va del 2019, los resultados en materia de crecimiento económico, inversión, consumo, exportaciones, empleo, ventas, entre otros, han sido un tanto decepcionantes. La cifra más importante revela que la economía se mantuvo prácticamente estancada en lo que va del año, por lo que las expectativas hacia el cierre del año no parecen mejorar más que marginalmente. Está claro que el 2019 está perdido en materia de crecimiento, ya que se espera que el avance del PIB sea de apenas 0.3% (el mercado esperaba 0.4%, según encuesta del Banxico), su tasa más baja desde la crisis de 2009, cuando nuestra economía retrocedía 5.3%. Sin embargo, lo más importante es lo que viene para 2020, donde los analistas no esperan un repunte significativo: pronostican un crecimiento de sólo 1.2%, con estimaciones que se revisan a la baja mes con mes. Factores externos, pero fundamentalmente los locales, están induciendo un débil desempeño de nuestra economía.

Blog Engenium Capital—Balance fiscal

En Engenium Capital pensamos que en 2020 la economía mexicana crecerá solamente 0.8%. De cumplirse nuestra previsión, y aunque se cumpla la de los analistas del mercado, estaríamos ante un bienio sumamente flojo y muy distante de la meta gubernamental, que espera alrededor de 2.0% para el próximo año. De esta manera, la meta sexenal del gobierno (espera crecer 4.0% promedio anual) se vería seriamente comprometida. No sólo nosotros y los analistas ven un crecimiento sólo moderado, sino que el mismo FMI espera que México crezca solamente 1.7% promedio anual durante 2019-2024.

Blog Engenium Capital—Balance fiscal

Sin embargo, algo destacable es que, al menos en la coyuntura de éste y el año entrante, el manejo de la macroeconomía está siendo prudente. Por ejemplo, hay resultados positivos que se relacionan con una inflación baja (alrededor de 3%), mercados financieros estables (tipo de cambio, tasas de interés y riesgo país), orden en las finanzas públicas, control de la deuda pública, aumentos sistemáticos de las reservas internacionales, el crédito sigue creciendo y la cartera vencida se mantiene muy baja, entre otros. El mismo mercado espera números aceptables para estos indicadores hacia 2020, lo que significa que no esperamos un deterioro significativo en las mismas, a no ser que algo súbito ocurra a nivel internacional. Está claro que el entorno macro es aún aceptable; pero el gran pendiente de la actual gestión es el crecimiento económico, lo que no es trivial, ya que del crecimiento dependen otras áreas de la economía, como recaudación, empleo, ingresos y consumo, entre otras.

John Soldevilla|Chief Economist, Engenium Capital

John Soldevilla

 

Economista con Maestría en Planeación y Desarrollo por el CIDE, así como diversos postgrados en Econometría.
Catedrático por 19 años con más de 20 años de experiencia en el sector financiero.
Especialista en el monitoreo de la economía y el riesgo para las industrias.