La Inversión extranjera directa (IED) debiera ser, en toda economía, un complemento importante en el proceso de desarrollo del país. Para ello, el marco legal y la confianza en el gobierno y en el país son vitales. México tiene hoy una de las leyes de IED más liberales del mundo.

infogra 4