Como en los años previos, en este 2017 se aprecia que la economía mexicana mantiene un moderado crecimiento, en línea con el ritmo de la economía de Estados Unidos y con la historia reciente de nuestra actividad económica. Las cifras del crecimiento no han dejado de ser modestas, de manera que, durante esta administración (2013–2018) prácticamente nunca veremos una tasa elevada, ya que con la estimación para este año (2.0% según el mercado) y la que se espera para 2018 (2.2%), el promedio sexenal sería de apenas 2.1% anual. Un hecho inédito en la historia económica reciente de México es que, en esta administración parece que la tasa de crecimiento más elevada del PIB habrá sido el 2.6% de 2015, una situación crítica que no se ha visto en México desde la primera guerra mundial. A pesar que desde los años ochenta México crece sexenio tras sexenio a tasas sólo moderadas, al menos en algunos años de cada sexenio habíamos crecido por arriba de 3%. Lo más crítico es que, hoy, a pesar de las reformas estructurales recientes, algunas de las cuales ya están en plena operación, su incidencia sobre el crecimiento aún es marginal y casi imperceptible.

La coyuntura reciente sigue reproduciendo la tendencia de largo plazo, al menos es lo que hemos observado en las recientes casi cuatro décadas. En efecto, en mayo, la economía, medida por el Indicador Global de Actividad Económica (IGAE), creció 2.2% a tasa anual, compuesto por un retroceso de 1.7% en la actividad primaria (agropecuaria), un incremento marginal de 0.1% en el sector industrial y un buen crecimiento de 3.5% anual en la actividad terciaria (servicios). De esta manera, durante el periodo enero-mayo, el IGAE creció ligeramente por debajo de 2.3% anual, lo que significa que la economía mantiene en este año un ritmo moderado y similar al observado en 2016 (2.3%). En general, la economía crece poco, siendo uno de las factores de peso el hecho de que la inversión sigue inmersa en un estancamiento o leve recesión por segundo año consecutivo. Nuestro bajo crecimiento para este año se da pese a que Estados Unidos mejora su economía, desde 1.6% en 2016 a un estimado de 2.2% en este año.

John Soldevilla|Chief Economist, Engenium Capital

John Soldevilla

Economista con Maestría en Planeación y Desarrollo por el CIDE, así como diversos postgrados en Econometría.
Catedrático por 19 años con más de 20 años de experiencia en el sector financiero.
Especialista en el monitoreo de la economía y el riesgo para las industrias.