A nivel de grandes sectores, las manufacturas son el más importante de la economía. Pesan 18% del PIB total, seguido por 16% del comercio y 11% del inmobiliario, mientras que su presencia en las exportaciones, importaciones, inversión extranjera directa, en el empleo es aún más relevante para la economía. La presencia de las manufacturas dentro del sector industrial es particularmente relevante, de forma que su trayectoria es la que determina la tendencia industrial.

Después de una fuerte desaceleración en 2016, al crecer solamente 1.1%, el sector manufacturero vuelve a repuntar en el primer semestre del año. Su crecimiento ha sido de 3.8% anual en el primer trimestre y 3.9% en el segundo, con lo cual su avance en el primer semestre es de 3.8% anual, una tasa superior al 2.8% de avance de la economía general. Las manufacturas son el principal componente del sector industrial y su buen desempeño no ha sido capaz de contrarrestar los efectos negativos de las caídas observadas en los otros componentes, donde destaca el constante desplome de la industria minera (-9.6% anual en el primer semestre del año). Al interior de las manufacturas, de las 21 industria que lo conforman, cinco reportan caídas importantes, destacando la fuerte recesión en derivados del petróleo con -13.5% anual en el semestre y prendas de vestir con -10.8%. En cambio, equipo de transporte crece 11.2% anual, equipo de cómputo, comunicación y accesorios electrónicos avanza 7.8%, la industria maderera 6.4%, maquinaria y equipo 6.0%, entre otros.

A pesar del avance de las manufacturas, éste no ha sido suficiente para evitar que el sector industrial se mantenga en el estancamiento por segundo año consecutivo (0.0% en el primer semestre vs -0.1% en 2016), cuando la economía general muestra cierto crecimiento: 2.3% en 2016 y un estimado de 2.4% para este año. Sólo en junio, el sector industrial también se mantuvo estancado, con 0.0% anual. Nuestro portafolio está concentrado en un 57% en el sector manufacturero (sólo 17% para el mercado), destacando el hecho de que en las dos industrias que más están cayendo (derivados del petróleo y prendas de vestir) prácticamente no tenemos portafolio. En cambio, en la industria que más crece (equipo de transporte) tenemos 13% de nuestro portafolio, lo que confirma una buena distribución de nuestro portafolio, además de que esta industria ostenta un riesgo muy bajo en este año (IRR-Industry Risk Rating de 2 en la escala de 1 a 9).

John Soldevilla|Chief Economist, Engenium Capital

John Soldevilla

Economista con Maestría en Planeación y Desarrollo por el CIDE, así como diversos postgrados en Econometría.
Catedrático por 19 años con más de 20 años de experiencia en el sector financiero.
Especialista en el monitoreo de la economía y el riesgo para las industrias.