Dos aspectos interesantes del crédito y la cartera vencida. Por un lado, en agosto, el crédito comercial creció 4.8% real anual (11.8% nominal), mejorando levemente con respecto al 3.3% real observado en julio. Aunque no necesariamente significa un cambio de tendencia, podría estar mostrando una señal al menos de estabilización, después de la fuerte desaceleración observada a lo largo del año. Esta señal se aprecia de manera generalizada, ya que el ritmo a nivel agropecuario, industrial y en menor medida para los servicios. Hay casos particulares, como el de la industria del papel y cartón, donde el crédito crece a tasas muy elevadas y su cartera vencida se va saneando gradualmente -en este sector Engenium Capital reporta 4.6% de su portafolio-. En lo que va del año (enero-agosto), el crédito comercial ha crecido 5.5% real anual vs 11.3% en todo 2016, destacando el hecho de que en nueve de los 17 grandes sectores de la economía, el crédito se ha desacelerado significativamente, con caídas en casos como minería, construcción y la industria eléctrica.

Por otro lado, contra todos los pronósticos, la cartera vencida comercial consolida su tendencia a la baja y se ubica en 1.2% del portafolio comercial para agosto, su tasa más baja desde fines de 2008. Después de un ascenso en 2013 (efecto de la crisis de las desarrolladoras de vivienda), la cartera vencida del sector industrial – minería, construcción, manufacturas y electricidad- ha tendido sistemáticamente a la baja. La cartera vencida de las manufactureras está hoy en 1.3%, y esta es una buena noticia, ya que cerca de 60% del portafolio de Engenium Capital está concentrado en este sector. Más puntualmente, las dos industrias con mayor cartera vencida del sistema son la de cuero y calzado (8.6%) y papel y cartón (5.2%).

Pasado el efecto del repunte inflacionario de este año y de las alzas en las tasas de interés (Banxico dejó sin cambio su tasa de referencia, en 7.00%), en 2018 seguramente veremos mayores ritmos para el crédito comercial, por lo que, dado que la cartera vencida no representa hoy un problema ni es una limitante, a mediano plazo está vigente el buen potencial crediticio. México es aún una economía muy poco apalancada, muy por debajo de otros países emergentes de la región. Sólo por poner en contexto, el crédito comercial de la banca múltiple representa hoy 13% del PIB, muy superior a su mínimo relativo de 6.7% de 2006 y muy distante aún de su máximo histórico de 26% de 1994, justo antes de macro crisis mexicana de 1995. El sólo hecho de que el crédito tuviera que recuperar este último nivel significa un enorme potencial para las instituciones financieras.

John Soldevilla|Chief Economist, Engenium Capital

John Soldevilla

Economista con Maestría en Planeación y Desarrollo por el CIDE, así como diversos postgrados en Econometría.
Catedrático por 19 años con más de 20 años de experiencia en el sector financiero.
Especialista en el monitoreo de la economía y el riesgo para las industrias.